La hinchazón y las bolsas que se forman  en el contorno de los ojos sobre todo al despertar por la mañana es una de las cosas que más nos molesta cuando nos miramos al espejo. En esta parte del rostro es donde más se notan los signos de fatiga y aparecen las primeras patas de gallo.  

Para quitarnos años de encima y aportarle un plus de luminosidad a la mirada es muy importante aplicarse un buen antiojeras y además hacerlo bien para sacarle el máximo partido. Es por ello que te recomendamos que sigas unas pautas muy sencillas:

  1. Piel seca y limpia. Aunque parezca obvio, es importante antes de aplicarte el antiojeras asegurarte de que la piel de la parte inferior del ojo está limpia y seca para que el producto penetre mejor y tengas mejores resultados.
  2. Toques mágicos. A veces los pequeños gestos son los más valiosos. Después de aplicar el antiojeras lo ideal es dar un ligero masaje en la zona inferior de los ojos y acompañarlo de unos pequeños toques para ayudar a secar la piel y que asimile bien el producto.
  3. En su justa medida. Podemos pensar que por más producto que nos pongamos antes conseguiremos resultados. Nada más lejos de la realidad. Aplicar demasiada cantidad de producto lo único que puede provocar son brillos y taponar los poros, favoreciendo la aparición de granitos. Hay que aplicar la cantidad justa para que la piel pueda absorber la crema o el gel con facilidad.
  4.  Sé constante. No vale un día sí y dos no. Para que el antiojeras tenga efecto debes ser constante y aplicarlo cada día. Incluye en tu rutina de belleza diaria una crema hidratante para el rostro y otra específica para las bolsas y ojeras. No te olvides que la piel de la cara es distinta a la de la zona del contorno de ojos, mucho más fina y frágil, y cada una necesita un producto específico.
  5. Utiliza un producto cosmético de calidad. El gel antiojeras, antibolsas y antiarrugas de Skin Method tienen muy buena relación calidad-precio. Su fórmula favorece el drenaje de líquidos y evita la congestión. Además, su aplicación en roll-on crea un masaje microcapilar y devuelve la luz a la mirada en cada aplicación, favoreciendo la disminución de las arrugas, ojeras y bolsas.
  6. Cuida la alimentación. Incorpora a tu dieta alimentos que ayuden a la eliminación de líquidos y toxinas. Verduras como la alcachofa o infusiones de hierbas a base de diente de león, cola de caballo o cardo mariano ayudan a desintoxicar el cuerpo y evitar la retención de líquidos.