Las sandalias ya están entre nosotras, los tirantes son, de nuevo, nuestros aliados y ¡el calor se empieza a notar! ¿Sabes a lo que nos referimos, no? ¡Se acerca el verano! Sí, no es nada nuevo y todas tenemos los días contados. Hace pocas semanas hablábamos de la temida operación bikini. Ahora, las preocupaciones son otras.

Tienes ganas de ir a la playa, ¿verdad? Quizás eres de las que prefiere hacer topless, o no. En cualquier caso, a todas nos gusta lucir un escote y unos pechos bonitos. Pero ¡qué difícil! Si tienes complejos con tus senos, no te preocupes: es totalmente normal. El pecho es uno de los mayores complejos para las mujeres. 1 de cada 3 españolas no se siente a gusto con su pecho. Complejo por tener poco o quizás por tener mucho… Cada una con sus preocupaciones, pero todas coincidimos en una: ¡el temor a los pechos caídos!

“¡Qué lejos queda ese momento…!” o “Todavía me falta mucho para eso” es lo que piensas, ¿verdad? ERROR. Si no quieres que llegue ese momento, es importante ¡prevenir! Pero que no cunda el pánico. ¿Estás preparada? Porque hoy te contamos cómo puedes hacerlo.

  1. ADIÓS AL AGUA CALIENTE. Di ¡hola! a las duchas frías. Sí, así es. El agua fría estimula la circulación sanguínea de la piel, lo que ayuda a tonificar el tejido conectivo de los pechos. Y, para las más valientes, si quieres conseguir un efecto más inmediato, ¡apuesta por deslizar un cubito de hielo por la zona del escote y senos! Nada mejor que el agua fría para combatir a este calor y con unos pechos relucientes.
  2. HORA DE EXFOLIARSE. Exfoliar el escote es otro de los métodos de estimulación de la circulación sanguínea. Fortalece la piel, previene la aparición de granos, elimina impurezas… ¡totalmente recomendable! Eso sí, te aconsejamos que lo hagas una vez por semana, con delicadeza y con un exfoliante de grano fino.
  3. PECHOS LIBRES. Y cuanto más libres, mejor. Procura utilizar un sujetador de talla adecuado, evita dormir boca abajo o el uso de push-up. ¡Nada de comprimirlos y siempre con una postura recta! Solo con eso también conseguirás realzarlo algunos centímetros.
  4. AYUDA EXTERNA. No te asustes, ¡nos referimos al uso de cremas y tratamientos adecuados! Si no has oído nunca hablar de este tipo de productos, puedes contar con el Tratamiento de Senos Efecto Volumen Reafirmante de Skin Method. Nuestra fórmula te ayudará a obtener un efecto “cirugía” para lucir el busto que siempre has deseado. Aporta mayor firmeza y sensación de volumen, consiguiendo un busto rejuvenecido e increíblemente remodelado. ¿Cómo se aplica? Muy fácil. Dos veces por día, mañana y noche, mediante masajes circulares y ligeros desde la base de los senos hacia el escote y nacimiento del cuello.

¿Todavía crees que no es posible tener un pecho 10 sin cirugía?