Con el verano llega el calor y las ganas de salir pero esta época del año también trae consigo las temidas manchas en el rostro. Esto se debe a la mayor exposición solar durante la temporada estival pero también puede tener causas genéticas, por la edad o los cambios hormonales. Sea como sea, las manchas no nos favorecen y nos suman años. Por eso hoy os vamos a descubrir algunas claves para evitar su aparición y disminuir las ya existentes.

Para empezar, hay que saber que las manchas son un exceso de pigmento en una determinada zona del cuerpo. La melanina es el componente que nos broncea pero a la vez, un exceso de ella en una determinada zona de la piel provoca que aparezcan las antiestéticas manchas. La más común de ellas es el lentigo solar. Se trata de una mancha que surge en zonas expuestas directamente al sol como la cara, el escote y las manos. Se manifiesta a partir de manchas irregulares, sin volúmenes, de tono marrón y que se identifican claramente sobre el resto de la piel. Este tipo de manchas están directamente relacionadas con el exceso de exposición solar y el paso del tiempo.

Para evitar su aparición, el mejor método es la prevención. Pero…¿cómo conseguirlo?

  1. Toma el sol con precaución. Es imprescindible proteger la delicada piel del rostro del sol, ya que es el primer causante del envejecimiento prematuro y la aparición de manchas. Evita tomar el sol en las horas centrales del día, entre las 12 y las 16, y utiliza siempre una protección solar muy alta de SPF50.
  1. Utiliza una crema específica. Hoy en día la cosmética ha avanzado de tal forma que es posible corregir, unificar el tono y prevenir la aparición de las manchas en el cutis con una sola crema. En este caso se trata de la Crema correctora de manchas triple acción de Skin Method. Usándola de forma constante conseguirás difuminar la manchas del rostro y evitar la aparición de otras nuevas. Solo tienes que aplicártela diariamente sobre el rostro, cuello y cualquier otra zona a tratar, realizando un suave masaje hasta su total absorción e insistiendo especialmente en las zonas hiperpigmentadas. 
  1.  Hidrátate al máximo. Para que la piel esté y luzca sana es importante mantenerla hidratada por dentro y por fuera. Procura cada día beber al menos 8 vasos de agua o líquidos y aplícate una crema hidratante diaria que le aporte la nutrición y elasticidad necesarias.  El Cuidado hidratante antioxidante 24h de Skin Method aúna en una sola crema protección solar hidratación para una piel suave e ingredientes antioxidantes que combaten los radicales libres y la formación de arrugas.
  1.  En caso de duda, consulta con un profesional. Por último, hay que tener en cuenta que en algunas ocasiones las manchas tienen un origen hormonal y surgen en etapas como el embarazo, la menopausia o por posibles desajustes en el sistema endocrino. En estos períodos se debe extremar la precaución y consultar con algún especialista o profesional de la salud para que nos aconseje el tratamiento más adecuado.

Con estos pequeños consejos disfruta del verano y del sol con seguridad y precaución y ¡di adiós a las manchas!